YONA FRIEDMAN Y EL GRUPO DE ESTUDIOS DE ARQUITECTURA MÓVIL

A mediados del siglo pasado, durante la época de auge de las megaestructuras dentro del entorno de investigación arquitectónica, el tema de la arquitectura móvil tuvo un máximo exponente: Yona Friedman. Éste, en el contexto posterior al CIAM X, escribió un manifiesto en el que recogía sus ideas acerca de la movilidad de la arquitectura y sus habitantes teniendo tres directrices principales: Las nuevas construcciones de arquitectura móvil debían tocar la mínima superficie del suelo, ser desmontables y transportables y ser transformables a voluntad del usuario.

Por iniciativa de Friedman, surgió el GEAM. Éste grupo, el cual Friedman lideraba, estaba compuesto por arquitectos e ingenieros de gran capacidad, Entre los cuales se encontraban Frei Otto y Gunther Gunschel.

El GEAM, en su fundación, establece un manifiesto en el que expone  de manera muy densa todos sus principios. Teniendo como causa principal  la inadecuación de las ciudades existentes con el modo de vida y las necesidades de ese momento éstos proponen una serie de reformas en distintos ámbitos que van encaminadas en la misma dirección que los tres principios de Friedman antes nombrados.

Friedman consideraba  que las estructuras arquitectónicas y urbanísticas de nuestras ciudades eran demasiado rígidas para permitir cambios y que constreñían la libertad individual de cada ciudadano. Por ello, sus esfuerzos se centraron en encontrar estructuras que no limiten estas libertades y que sean capaces de absorber los posibles imprevistos que el futuro les depare. La solución consistiría en una infraestructura fija la cual se completa con otras estructuras, capaces de desmontar y reconfigurar el entorno físico dentro de la misma. Siendo la infraestructura mejor cuantas menos restricciones tenga y más libertad ofrezca (pero entendiendo esta libertad como un fenómeno posible gracias a las normas que rigen la infraestructura)

Los intereses de Friedman iban más allá del ámbito arquitectónico. Sus proyectos expresan el deseo de una sociedad totalmente democrática en la cual la tecnología y el urbanismo facilitaran la expresión individual y la libertad. Proponía la renovación periódica de las instituciones legales y sociales y en su ideario tenía un papel protagonista la participación del usuario a la hora de elegir y diseñar los espacios que habita. Así, la vida cotidiana y las necesidades del usuario pasaron a ser los elementos que regirían el resultado final (El cual también estaría sujeto a cambios).  Arquitectos y urbanistas proveerían la infraestructura y los habitantes harían el resto. Estas teorías suponían la eliminación de rol tradicional del arquitecto y Friedman era consciente de ello.

Asimismo, éste hizo importantes esfuerzos a la hora de transmitir sus ideas al público general de la manera más simple. Mediante cómics y figuras esquemáticas simples podía explicar los mecanismos y las bondades de lo que proponía a pesar de que lo explicado tenía una base matemática compleja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “YONA FRIEDMAN Y EL GRUPO DE ESTUDIOS DE ARQUITECTURA MÓVIL”