LESSONS FOR STUDENTS IN ARCHITECTURE – Herman Hertzberger

Herman Hertzberger  – 1991

En este libro, Herman Hertzberger, a través de una mirada atrás en su obra construida y un análisis desde el punto de vista social de como el tiempo y el uso ha afectado en ella, explica como la gente vive y se adueña de los espacios que habita en su día a día.

Con ello da una serie de preceptos que tienen como objetivo la búsqueda de una arquitectura más humana,  donde sus usuarios se sienten parte de ella, la cuidan y la adaptan a sus necesidades pasando así de ser meros usuarios a ser moradores.

Tomando los conceptos de público y privado como ideas no tan opuestas a lo comúnmente considerado, estudia las causas de esta fuerte diferenciación entre ambos, teniendo como motivo principal  la tendencia a ver al individuo como algo parcial y de la sociedad como un todo sin tener en cuenta las relaciones que existen entre ellos.

Partiendo de la idea de que  las ideas de público y privado son relativas y de límites difusos explica como un espacio que en un principio podría ser considerado privado, como el comedor de una vivienda, es un espacio público para aquellos que viven allí. Y llevando esto más allá explica como en un escritorio puede haber espacios públicos y privados considerando la accesibilidad a estos espacios como un factor importante a la hora de definir su uso.

A la hora de concretar el carácter de un espacio, además de la accesibilidad del mismo, también encontramos factores definitorios como quien determina la disposición del mobiliario en el mismo, quien lo cuida, quien es responsable de ese espacio y quien se siente responsable de él. Si el usuario hace suyo un espacio (lo decora, elige como está organizado…) empieza a sentirlo como propio, empiezan a surgir iniciativas para él, pasa a ser más privado y el usuario se encarga de su cuidado. Pero para ello es necesario que la forma del espacio en sí mismo ofrezca estas posibilidades.

Continuando con el hilo conductor público-privado trata el tema del umbral. Define el mismo como el espacio de transición entre otros dos de naturaleza distinta en el que se solapan ambos mundos. Este umbral comparte características de ambos espacios y tiene la potencialidad de desdibujar sus fronteras y suavizar el cambio de uno a otro. El siguiente paso al umbral es la conquista del espacio público por parte del usuario  concediéndole así un sentido de la propiedad distinta generando así una conciencia colectiva la cual, en sus frutos, mejora la relación entre los distintos individuos de una sociedad y la arquitectura que habitan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *